Todos los días deberíamos celebrar la maravillosa labor de nuestras madres, quienes nos brindan todo su amor, desde que nos llevan en su vientre. En el segundo domingo del mes de mayo, conmemoramos su ardua labor de ser madres; sin mas preámbulos les queremos contar que LA COSECHA PARRILLADA junto a CARACOL RADIO, se unieron para reunir aquellas historias que hacen únicas, especiales y ejemplares a nuestras madres.

Caracol Radio como medio de comunicación invito a todos su oyentes a enviar las historias de madres y se encargo de elegir las tres mejores y La Cosecha Parrillada las premio con sus delicias.Te invitamos a conocerlas sus historias en nuestro blog, además publicamos sus fotografías en nuestra biografía de facebook y en las historias de instagram @lacosechaparrillada.

HISTORIA Nº1
Nuestra protagonista es Laura Cuéllar Ortiz y su historia fue contada por su nieta Angie Valentina Córdoba.

«Buenas tardes don Alberto y don Carlos de Radio Caracol 6am del mediodía, me llamo Angie Valentina Córdoba Córdoba, mi madre y yo escuchamos su programa y quiero participar en la cena para una mami en la Cosecha Parrillada y quiero nominar a mi abuela Laura Cuéllar Ortiz de 70 años. Es una gran mujer que me ha dado muchos ejemplos de valentía y de fuerza, además crío a mi padre Eduard Fernando Cuéllar sola, dandole todo lo necesario, incluyendo sus estudios.Se hizo cargo de sus hermanos menores sacándolos adelante y para eso siempre trabajo muy duro toda su vida esperando un descanso y su merecida pensión. Ahora que puede disfrutar de su vejez y ver a su hijo y su familia organizada y feliz, es diagnosticada con una grave enfermedad; me le dicen los médicos que tiene cáncer de seno, fue muy horrible verla pasar por todo eso, pero con la ayuda de Dios y de la familia paso por quimioterapias, radioterapias; que fueron procedimientos muy duro para mi abuela, parece que ha vencido el cáncer de seno en etapa 3, por eso les digo que ella me enseña lo que es ser valiente. Ella ha pasado por situaciones difíciles y no deja de ser una gran mujer, madre, hija, hermana y sobretodo una GRAN ABUELA por eso ella se merece esa cena.

HISTORIA Nº2
Nuestra protagonista es Maria Cristina Benavides y su historia fue contada por su hija Ximena Muñoz Benavides .

«Admiro y valoro a mi madre, porque a pesar de que ha pasado por unos momentos muy difíciles, nunca se ha dado por vencida, al contrario, siempre hay una voz de aliento cuando en la familia suceden cosas inesperadas.Nosotros somos 8 hermanos, mi madre quedó viuda por primera vez, cuando tenía 32 años, y con 6 hijos (yo tenía 9 años cuando mi padre lo asesinaron por robarlo).Desde ese momento a mi madre le tocó tomar las riendas de la casa, junto con mi abuela.

Luego, mi madre vuelve a organizar su vida con un hombre, con el cual tuvo dos hijos.En 1.983 vuelve la tragedia a nuestro hogar, mi hermano, quién viene de la tienda, se da cuenta de una pelea callejera en la cual están involucrados dos agentes de policía, él se mete sin tener nada que ver en ella y luego trata de marcharse a la casa, pero llegando a ella, uno de los agentes lo alcanza y lo hiere causándole la muerte inmediatamente. Mi madre se da cuenta de éste suceso y entra en una tristeza profunda y no sabíamos qué hacer. El 31 de marzo de ese mismo año sucede el terremoto, situación que le ayuda mucho a salir adelante.

Luego ella vuelve a enviudar, pero en medio de tantos ires y venires, ella estaba más fuerte. De ahí en adelante han seguido sucesos que la verdad me dejan sorprendida porque mi madre no desfallece. A la edad de 21 años se suicida mi hermano menor, luego fallece mi abuela, la madre de ella, quién siempre fue una persona que nunca la desamparó.

Su lucha ha sido incansable para seguir adelante. Hace 3 años, luego de batallar contra un cáncer, fallece mi hermana.En ésta pandemia, su valor no ha quedado atrás. Cada noche nos reunimos por ZOOM y ella está ahí, dándonos esa voz de aliento para que nuestras vidas nos desfallezcan.

Ella es mi madre, valiente, guerrera, incansable; una madre que a pesar de todo lo que ha vivido, siempre está para cada hijo. La amo y le pido a Dios que me la regale por muchos años más para seguir disfrutando la vida con ella»

HISTORIA Nº3
Nuestra protagonista es Ligia Rivera Rivera y su historia fue contada por su hijo, quien desconocemos el nombre.
«Mi madre se llama Ligia Rivera, es una persona humilde, alegre y muy colaboradora, con mucho esfuerzo y dificultad logro sacarnos adelante y hoy en día como hijos nos sentimos muy orgullosos de ella, ya que es una persona muy trabajadora y siempre nos ha dado su mejor ejemplo de vida y nos ha brindado todo su amor y afecto y nosotros la queremos mucho por ser tan buena madre y damos gracias a Dios por tenerla y poder compartir hermosos momentos con ella»